Entrevista exclusiva a JOHN UPLEDGER, creador de la Terapia Sacro-craneal y de Liberación Somato – Emocional

Entrevista exclusiva a Jhon Upledger, creador de la terapia craneo-sacral y liberación somato-emocional.

upledger dr 2

Dennis Hughes*: Para nuestros lectores que están poco familiarizados con su trabajo, puede dar una descripción introductoria de Terapia Sacro-Craneal? Dr. John Upledger: La Terapia Sacro-Craneal es un toque muy suave, un  método práctico de tratamiento. Trata de lo que nosotros hemos llamado el sistema sacro-craneal que está compuesto de una membrana que es impermeable que envuelve el cerebro y la medula espinal y lleva dentro de ella el líquido cefalorraquídeo. La presión y volumen del líquido van de arriba abajo. Eso lo hace un sistema hidráulico que necesita estar libre para moverse todo el tiempo porque el líquido debe estar moviéndose y trayendo los nutrientes a todas las neuronas y llevándose desechos y demás. Con la Terapia Sacro-Craneal, tenemos varias entradas en este sistema; la mayoría de ellas a través de las uniones óseas o según la dirección de la energía o tirando de la  fascia; para aliviar cualquier bloqueo que podría haberse acumulado debido a lesiones o enfermedades. Esta terapia mejora la salud del cerebro y la medula espinal, que a su vez, afecta al cuerpo entero. P: No hay tres capas de membranas? R: Sí. La capa exterior se llama la duramadre y es impermeable. Es algo sencilla. Tiene un poco de elasticidad, pero no mucha. La capa media se denomina la membrana del aracnoides  y lleva  un montón de vasos sanguíneos. Actúa recíprocamente entre duramadre externa, la capa exterior y la capa interior que se llama piamadre que es la que sigue todas las pequeñas mellas, rincones y grietas en el cerebro. Has visto fotografías de la superficie del cerebro y la piamadre probablemente sigue todos esos pequeños  resquicios del cerebro. P: ¿Así que la piamadre esta dentro del cráneo? R: Están todas dentro de la pared craneal, las tres. P: Las tres membranas van de la cabeza hacia abajo a través de la columna al sacro, no?R: Correcto.  Parte de lo que se necesita para una buena salud y buen movimiento es que las tres capas necesitan poder  moverse independientemente entre ellas. Si estuvieran apelmazadas y no pudieran deslizarse, no podrías doblarte de un lado a otro o delante y atrás porque no tendrías ese juego ahí. P: Así que si haces regularmente algún ejercicio tranquilo, como la natación, Tai Chi o yoga será bueno para aumentar tu flexibilidad a lo largo de la vida.

R: Es bastante útil, sí. Cuanto más haces que estas membranas se movilicen, más sano estarás. Y claro, eso se extiende, finalmente, a tu cuerpo entero vía el sistema nervioso.

P: La membrana más profunda, la piamadre, está pegada al cordón espinal?

R: Sí. Según baja se adhiere a la medula espinal y el único lugar que se pega al hueso  es donde la raíz del nervio sale lateral o transversalmente de la medula espinal. Entonces se sujetan a las aperturas entre las vértebras, pero no están en el canal espinal, están allí, quizá una media pulgada o una pulgada.

P: ¿La capa extrema, a qué se sujeta, o está fluyendo libremente?

R: La capa externa a veces está separada y otras veces está pegada. Dentro del propio cráneo se divide en dos capas. Una capa se vuelve el revestimiento interior de la pared del cráneo. Luego hay pequeñas fibras que la  pegan a la segunda capa. La capa interna  tiene mucho más movilidad. La fibra se restringe un poco, pero no mucho. Se desliza un poco de un lado a otro. Es debido a esta sujeción a los huesos por lo que realmente podemos utilizar los huesos del cráneo  para mover las membranas y poner allí las fuerzas necesarias que generen la descarga de ciertas restricciones o bloqueos que pueden haber ocurrido.

P: Yo leí en su libro,  «Tu médico interno y tu», que el hueso crece realmente de la membrana cuando se está en el útero.

R: Cuando eres un embrión la propia superficie del cráneo es todo membrana y los huesos se forman dentro de ella. Cuando naces por eso tienes esas fontanelas, los espacios blandos. Esos huesos no han crecido todavía para rellenar los espacios blandos. Realmente cuando naces, en las suturas dónde los huesos se juntan, podrías tener un hueco de una octava de una pulgada o incluso un cuarto de una pulgada de ancho. Es por lo que cuando sales, la cabeza se tiene que deformar para pasar por el canal del nacimiento. Así que uno de los huesos del cráneo se pondrá sobre el otro para hacer cabeza mas estrecha y que pueda pasar por donde pasa. 

P: ¿Después de que naces la cabeza se hace gradualmente más redonda?

R: Ahí es exactamente donde la Terapia de Sacro-Craneal podría empezar. Las cabezas se supone que se extienden y se hacen más redondas, como usted dijo, y otras  veces no lo hacen. Se atascan, y en un momento así, un buen terapeuta puede soltar ese  bloqueo, el lugar entre dos huesos dónde no  se expandió totalmente en el espacio de unos minutos. Puedes evitar una vida de problemas para ese niño justo en ese momento.

P: Cuando somos adultos, normalmente se piensa que esas placas diferentes del cráneo  se funden juntas, lo que es un mito que usted refuta en su libro. ¿Puede hablar un poco sobre cómo podemos retener un poco de flexibilidad en esos huesos incluso de adultos?

R: En primer lugar me gustaría clarificar este punto. La anatomía británica enseñaba que los huesos se funden según te vuelves un adulto. La anatomía italiana no lo hacía así. Yo pienso que eso era porque la anatomía británica estudiaba los cadáveres embalsamados; habían estado en un laboratorio, habían sido embalsamados, y debido al post mortem y a cambios químicos que ocurrían, estas suturas aparecían estar calcificadas. Los anatomistas italianos trabajaron en los cadáveres frescos, y pudieron ver que hay mucho tejido elástico, un montón de vasos sanguíneos, y un mundo entero de cosas que están allí para que los huesos puedan moverse, uno en relación con el otro. Yo no supe sobre esta diferencia (entre el británico e italiano) hasta que estuve dando una conferencia en Israel y estaba explicando algo muy importante ante un grupo de doctores sobre cómo trabajaba  el sistema y cómo estos huesos no están inmóviles en los adultos,  no se funden, y nadie parecía realmente estar excitado al respecto. Finalmente después de que intenté reiterarlo por segunda vez en diferentes términos, porque pensé que no me entendían, uno de los doctores dijo: «Permítame mostrarle algo». Sacó un libro de  anatomía italiano publicado en 1920, y lo tradujo para mí del italiano: “Los huesos del cráneo no se funden excepto bajo condiciones enfermas a lo largo de la vida» Así que tenemos ese mito en este país porque hemos estudiado y hemos deducido nuestra educación de la anatomía británica. ¡Casi reinventamos la rueda!

P: ¿Así que ésta es la vieja escuela para algunos europeos?

R: Sí. Hay un par de puntos muy importantes: el movimiento del hueso necesita continuar a lo largo de toda la vida, y el movimiento ligero que hay se acomoda porque las mismas suturas tienen fibras elásticas y colágenos para que permitan algún movimiento (del orden de un milímetro o quizás un milímetro y medio en algunos casos. Si mira la formación de las suturas, se puede ver de qué manera los huesos se mueven entre ellos. Nos llevo un tiempo hacer este descubrimiento o redescubrimiento debería decir.

Al principio solo estudiamos los cadáveres en el Laboratorio de Anatomía, y parecía que los huesos estaban fundidos. Pero tengo un amigo que es neurocirujano que tomaba  muestras del hueso en las suturas de las personas vivas en las que estaba operando. Tomaba una porción muy delgada, rápidamente la congelaba, y nos la mandaba por la noche a Michigan. Y aprendimos a estudiar estas cosas con los tipos diferentes de tinciones. No había invasión química en absoluto, ningún fenol ni formaldehído ni nada. Vimos que la estructura de la sutura podía moverse. Luego repetimos la experiencia en los monos, y se movía muy bien en ellos. Entonces averiguamos que era un sistema hidráulico singular. Yo simplemente ponía un poco la presión en el cóccix del mono y podía detener el movimiento de los huesos del cráneo. Podía hacer esto debido a la conexión y la fuerza hidráulica que ejercía, aumentando la presión hidráulica simplemente un poco.

P: ¿Así que a veces trabajas en una área del cuerpo pero estas tratando realmente un problema en otra parte del cuerpo?

R: Sí. Eso es por lo menos en un 75% del tiempo de una buena Terapia de Sacro-Craneal.

P: Eso me recuerda la quiropráctica, mientras la columna va de arriba a abajo del torso los nervios afectan al cuerpo entero.

R: Seguro. Yo soy un osteópata, así que obviamente he aprendido también la manipulación espinal, y en ese aspecto tenemos mucho en común con la quiropráctica de nuestra educación. Yo no pienso que haya mucha controversia en eso, lo que me gusta del movimiento sutural es que si la sutura no se mueve, sabemos que hay algo mal. Entonces hacemos cosas para hacerle empezar a moverse. En el trabajo craneal no tienes que trabajar duro, no tienes que provocar o de repente empujar. Pones resistencia a un movimiento en el lugar dónde está moviéndose mucho, luego el funcionamiento hidráulico en el interior abrirá esa sutura bloqueada para nosotros.

P: ¿Entonces lo mantienes durante un tiempo?

R: Sí. Mira, ¿ves? Es una acción como pulsante. El volumen del fluido va unas diez veces por minuto de arriba abajo dentro del cráneo. El volumen del líquido cefalorraquídeo; la presión; en cualquier sistema hidráulico, si empujas en un lugar, la fuerza que usas está siendo transmitida a lo largo de todo el fluido.

P: El corazón está bombeando su sangre, y yo entiendo que hay un ritmo en el líquido cefalorraquídeo, pero yo lo veo como estático, como un sistema de frenos. ¿Qué le hace moverse?

R: Llegaremos a eso después. Lo que quería señalar es que puedes utilizar el aumento y  caída de la presión del líquido, y veremos cómo  pasa. Hay una sutura que va por encima de la cabeza como un par de auriculares, esa es la sutura coronal. Digamos que esta bloqueada porque te has caído y te golpeaste la frente. Esa sutura se fundió. Ahora la compensación para permitir el aumento  y disminución del volumen del líquido dentro, puede equilibrarse con una sutura que corre a lo largo de la parte de atrás de la cabeza de un lado al otro. Ahora yo lo examino y encuentro que los dos huesos, el frontal y el parietal, (donde se fundieron) no se mueven, y la compensación está ocurriendo en la sutura que está un par de pulgadas más atrás. Así que si pongo la mano en la de atrás y la mantengo con sólo un poquito de presión, y dejo que la pulsación del líquido haga el trabajo interior en la sutura que está bloqueada, empezaré gradualmente a abrir esa sutura.

Así es cómo funciona, estamos llevando la compensación a un sitio, reduciéndolo, y eso causa que la fuerza hidráulica vaya a otro lugar. Si sabes realmente cómo funciona y si entiendes de anatomía, conseguirás poder dirigir la fuerza a cualquier lugar. Ahora, ¿quieres saber qué causa la pulsación, no?

P: Ésa es mi pregunta.

R: Lo que averiguamos en primer lugar es que las suturas se expanden y se cierran, como decía, aproximadamente diez ciclos por minuto. En la sutura sagital, que es la que separa las dos mitades del cráneo (va de adelante a atrás por el medio y que empieza aproximadamente cuatro pulgadas por encima de los ojos), hay nervios receptores que se estiran y transmiten el estiramiento. También hay receptores de compresión para que cuando los dos huesos se juntan y se aprietan suficientemente se envíe otra señal. Las señales van a través de una ramificación del nervio que descubrimos que corren por el sistema de membranas que separa el cerebro en la parte derecha e izquierda. Entra en los ventrículos del cerebro y activa una señal. Es lo que en el sistema ventricular se denomina el plexo coroidal del cerebro y ese plexo extrae el fluido de la sangre. En otras palabras, se emplea la presión osmótica y una extracción activa, pero la sangre fluye a través de los capilares en un lado de este sistema y sólo extrae el fluido y deja las células, de este modo saca un tipo de plasma. Realmente, es un poco más selectivo que eso. No permite que todos los iones lo atraviesen. Ésas son las características de líquido cefalorraquídeo (Continuará)

Dennis Hughes
Traducción: Irene Trancón Alonso e Iñigo Ortiz de Zarate

descarga

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR