bioluminis

PARA CONSULTAS CON NUESTRA ESPECIALISTA es imprescindible RESERVAR CITA PREVIA AL TEL. 961 08 13 62 ó 677-51-95-47

NUESTRO “ESPECIALISTA EXPERTO” en BIOFOTONTERAPIA … A. SANEUSTAQUIO… Ha obtenido muy buenos resultados en :

-Regeneración de tejido ocular en post-operatorio de cataratas,
-Necrosis de metatarso (deshauciada por los médicos)
-Tratamiento circulatorio
-Lifting facial
-Acné
-Regeneración de discos vertebrales
-Problemas graves de insuficiencia renal
-Insomnio
-Hernia lumbar
-Retención de líquidos
-Congestión gripal

 

PlantillaCurso1erNivel.FH11

BIOFOTONTERAPIA ó FOTOREACTIVACIÓN CELULAR

Toda célula está dotada de una cualidad llamada fotorreactivación que la permite mantener el equilibrio biológico y por eso en caso de desequilibrio leve es  capaz de  autorrepararse. Ahora bien, cuando el desequilibrio es grande puede romperse la armonía de los campos magnéticos celulares y producir desarreglos que, a su vez, podrían llevar a  desarrollar  tanto  una  dolencia  leve como una enfermedad grave.

Existe un dispositivo óptico de alta definición  receptor­emisor  de  las  ondas  electromagnéticas  de  la  luz  natural  llamado  “Filtro Bioluminis”  capaz  de reequilibrarlas de nuevo.

 Todos hemos comprobado, quizás sin saber bien por qué, que tomar el sol produce una clara sensación de bienestar.

La luz del sol aumenta hasta en un 86% el nivel de energía de los seres humanos. Algo que se debe al hecho de que la célula utiliza la  energía  electromagnética  procedente  de la luz solar  para recargarse merced al fenómeno de la fotorreactivación y que es posible porque la piel dispone de biorreceptores que captan los fotones de la luz solar.

Claro que esa energía no puede ser directamente absorbida por el organismo humano ya que es necesario un “filtro” que decodifique la radiación solar.

Pues bien, conociendo esas premisas se desarrolló hace ya 25 años la Bio­Foton­Terapia, una disciplina que estudia las propiedades terapéuticas  de los fotones  y su aplicación en beneficio  de la  salud humana y que, con el tiempo, dio lugar al desarrollo de unos singulares filtros que permiten aprovechar esa energía.

 Se trata de unos pequeños dispositivos de 45 mm de diámetro y 5 mm de espesor que captan las ondas electromagnéticas de la luz solar y las orientan y transmiten en una frecuencia  coherente  para su aprovechamiento por el organismo humano.

los-seres-vivos-son-fuente-de-nutrientes-2-11-638

LA LUZ SOLAR, FUENTE DE VIDA

La Bio­Foton­Terapia nació en Francia hace sólo veinticinco años pero en este cuarto de siglo se la ha dotado de un cuerpo experimental que ya querrían para sí otras disciplinas.

 Siendo una de las personas que más ha contribuido a demostrar en la práctica sus propiedades curativas el naturópata francés Jacques H. Mula, director del Laboratorio Bioluminis, nombre que también reciben los filtros o dispositivos canalizadores de la energía solar mencionados. Hemos hablado con él sobre ella.

­¿Cómo explicaría brevemente qué es la Bio­Foton­Terapia?

­Bueno, la verdad es que necesitaríamos horas para explicar sus fundamentos pero se puede decir que básicamente, es una terapia que utiliza la energía electromagnética procedente de la luz solar para reequilibrar las células merced al efecto de biorresonancia que se produce de forma natural entre las ondas cósmicas y las del organismo humano. Una terapia simple, eficaz cómoda de aplicar y recibir, y que genera resultados estables y duraderos.

­¿Y para qué se emplea?

­En términos generales puede decirse que la Bio­Foton­Terapia es aplicable a todos los dominios biológicos, es decir, a la salud humana a la salud animal e incluso al tratamiento de semillas y plantas. En cada una de esas aplicaciones tenemos experiencias con resultados positivos, a veces sorprendentes.

­Y para obtenerlos la materia utilizada es algo tan asequible como la luz solar…

­Así es. En concreto, lo que utilizamos en Bio­Foton­Terapia son las radiaciones electromagnéticas de la luz solar. Verá, como sabe,  la Tierra emite  su propia onda electromagnética,  que es de  polaridad negativa. Por tanto, los habitantes de la Tierra recibimos esa onda… que se suma a otras ondas de polaridad negativa a las que también estamos expuestos. Con lo que a  veces  se  produce una saturación de carga negativa que provoca un desequilibrio celular y, como consecuencia, el desarrollo de numerosas patologías.

­Y, obviamente, la contrapartida es la luz natural ya que es de polaridad positiva…

­Exacto. El problema, sin embargo, es que el organismo humano no puede absorber esa carga positiva por la incoherencia de fase entre las ondas  electromagnéticas de los fotones  de la luz  natural  y los biorreceptores electromagnéticos de que dispone nuestro organismo. Algo que se resuelve usando unos dispositivos que filtren esas frecuencias y las hagan coherentes para el  ser humano.  Esa es la manera de poder beneficiarse de todos los efectos positivos de la luz solar, imprescindible hoy para la salud y la vida.

Es una terapia natural basada en las propiedades terapéuticas de las radiaciones solares, que actúa a través de unos “filtros” o dispositivos ópticos de alta definición, receptores y emisores de las ondas electromagnéticas de la luz natural. El papel de estos filtros es cohesionar los fotones que llegan dispersos o incoherentes a la superficie de la tierra y a nuestros organismos, con unas determinadas longitudes de onda susceptibles de resonar con las ondas electromagnéticas de nuestros órganos y tejidos enfermos, para conseguir efectos terapéuticos.

bioluminis2

A través de estos filtros pasan las radiaciones electromagnéticas de la luz solar, que se transmiten por biorresonancia a las células reequilibrándolas.

La célula utiliza la energía lumínica procedente de la luz cósmica para recargarse, mediante la fotorreactivación, gracias al fenómeno de la biorresonancia que se produce de forma natural entre las ondas cósmicas y el organismo humano.

Se fundamenta en las teorías del físico alemán Fitz A. Popp, padre de la teoría de los BIOFOTONES o “vitaminas de la luz”.

Descubrió la comunicación celular mediante la emisión de biofotones, por el núcleo (DNA) de la célula. Según este científico alemán, la salud es un estado de comunicación celular perfecta. Finalmente demostró que la enorme cantidad de información que necesita un organismo vivo, sólo se puede transmitir mediante oscilaciones que vibran a la velocidad de la luz.

Con esta técnica podemos tratar cualquier patología, mostrando gran eficacia en problemas dermatológicos (úlceras varicosas, queloides, cicatrización de heridas…).

Siendo compatible su asociación con otras terapias biológicas: Homeopatía, Medicina Ortomolecular, Terapia Neural… por el efecto sinérgico de todas ellas.